Como rentabilizar una ruta de transporte logístico

A la hora de intentar realizar una optimización de rutas es muy importante y esencial que se tenga en cuenta con precisión, ya que con ello buscamos cumplir con las necesidades de la cadena de suministro.

La tarea de optimización estratégica del recorrido que va a realizar el vehículo es esencial para poder mejorar el tiempo de entrega de la mercancía y disminuir el coste del servicio.

Actualmente, el comercio electrónico ha repercutido en los tiempos ya que ha logrado aumentar la presión de los tiempos tiempos ante cualquier empresa que se dedique al transporte de mercancías.

Gracias a diferentes avances que están surgiendo, cada vez se nos hace más fácil llevar una precisión del monitoreo a tiempo real de lo que sucede con nuestra carga. Con la llegada de la logística 4.0 se nos ha permitido mejorar absolutamente la planificación de las rutas. Hoy en día, el GPS ya no nos es suficiente para gestionar la ruta.

¿Qué beneficios nos aporta la Optimización de Rutas?

Obtener toda la información de la ruta que gestionamos, nos aporta muchos beneficios. Entre otros podemos encontrar los aspectos positivos como:

  • Obtener información a tiempo real sobre el recorrido.
  • Evitar congestiones de tráfico.
  • Rentabilizar las cargas.
  • Conocer en tiempo real el estado de la mercancía.
  • Conocer a tiempo real aspectos sobre el estado del vehículo como el gasto de combustible, aspectos mecánicos o el kilometraje.

Para garantizar una buena optimización de nuestras rutas, actualmente encontramos diferentes soluciones que nos pueden funcionar muy bien y se ofrecen como soluciones ante cómo podemos rentabilizar una ruta de transporte logístico:

  • Integración de sistemas Track and Trace.
  • Apoyo en la tecnología de Software ERP permitiendo el seguimiento de los KPIS. Todos los datos se registran dentro del sistema de gestión de forma que se pueden controlar los tiempos de entrega, el estado de la mercancía… etc.

A la hora de cumplir el tiempo de entrega, podemos vernos tentados a que la velocidad del vehículo aumente, sin pensar en el gasto excesivo del combustible y las consecuencias que tiene para la seguridad del conductor y de terceros.

Así como la puesta en peligro que corre la mercancía que estamos transportando. En este sentido tenemos que dejar muy claro que es clave ajustar la velocidad media y la velocidad de crucero para ganar una mayor rentabilidad en las rutas.

De esta manera, tenemos que comprender que cuando se está conduciendo un camión con un tanque de 800 litros o más de carburante, tiene un coste de entre 900 y 1.000 euros por tanque, el ahorro de combustible se convierte en un pilar fundamental para sus clientes.

De esta manera, ajustar la velocidad de crucero promedio, en base a lo que pueda durar el viaje es importante, al igual que el número de entregas que se realizan durante todo el día. Es un método sencillo para conseguir significativamente ahorrar en el combustible.

Pongamos un ejemplo, en un vehículo de regional en larga distancia el conductor realiza su trabaja durante unas 10 horas y hace las descargas entre cuatro a diez veces al día, la velocidad habitual es de 60 km/h, o lo que viene a ser un total de 600 kilómetros diariamente. Por consecuente, no saldría rentable conducir a una velocidad de crucero excesiva o elevada, sino que la velocidad mejor será en torno a los 80-85 km/h.

De la misma manera, podemos aplicarlo a los trayectos de mayo distancia. Siendo el recorrido de 700 kilómetros y teniendo que hacer entre dos y cuatro paradas durante el recorrido. En este caso, se puede mantener una velocidad más elevada, sin llegar a sobrepasar los 85 km/h.

No hemos de obviar que, en algunas situaciones, las circunstancias cambian respecto al transporte de larga distancia, en el que el conductor pasa la mayoría del tiempo en el asfalto y hay únicamente uno o dos cargas y descargas. En este sentido, es recomendable conducir a la velocidad de crucero más baja posible.

En caso que se realizara esta misma ruta todos los días y se acaba reduciendo la velocidad, simplemente a 1km/h menos, el impacto que tiene en el transporte se puede apreciar siendo considerables las reducciones en el gasto del combustible.

 

Futuras tecnologías que se aplicarán a la Optimización de Rutas

Hace pocos años, el Ministerio de Fomento vino a presentar el Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras 2017-2020. Dentro de ese plan se definen algunas de las mejoras respecto a la tecnología que está por venir. Entre algunas de ellos vimos:

  • Evitar congestiones de tráfico y mejorar la experiencia de usuario gracias al Big Data.
  • Rutas inteligentes.
  • Peajes más ágiles.
  • Plataformas inteligentes.
  • Eficiencia energética.

La optimización de rutas nos permite la definición de rutas de trabajo óptimas, gracias a la reducción de kilometraje. Con ello, se busca cumplir con el objetivo de tener un uso eficiente de los recursos y del tiempo, garantizando así rutas mucho más económicas.

Por esta razón, nos queda totalmente claro que la digitalización es decisiva para garantizar estos cambios. Los años venideros son fruto del futuro que nos depara la total digitalización de la carretera de forma que las empresas puedan recopilar y analizar los datos que obtienen de la carretera. De esta manera, podemos eliminar algunas de las barreras actuales que impiden una logística más eficiente.

Nombramos para finalizar, algunas claves para rentabilizar las rutas de transporte e incrementar la productividad del equipo:

  • Planificar las rutas de forma automática. Minimizando el kilometraje a la vez que tenemos en cuenta otros aspectos como el estado del tráfico o la información meteorológica para garantizar que los recorridos sean óptimos y seguros. Consecuentemente, influye en la reducción del consumo de combustible y la huella medioambiental de la empresa de transporte.
  • Digitalización del flujo de trabajo. Todas las empresas saben que la digitalización del flujo de trabajo aumentará sus ingresos, al poder realizar más transportes en un menor tiempo. Por eso, mejorar las comunicaciones entre el equipo en carretera y la oficina ayudará a incrementar la eficiencia.
  • Garantizar la seguridad de los conductores. En base a los datos de la DGT, los accidentes con furgonetas se han incrementado aproximadamente en un 55% en pocos años. Una de las causas que se valoran entre otras es la presión de entregar la mercancía a tiempo.  Por eso se hace tan esencial el uso de la tecnología con el fin de evitar cualquiera de las distracciones y para que, a través de la monitorización del estilo de conducción, se aprenda un estilo al volante más responsable y seguro.
  • Mejorar el servicio al cliente. Si nuestros clientes están satisfechos, tendremos la garantía que será nuestro cliente garantizado. Si hablamos de un cliente satisfecho hay que considerar que es el cliente que conoce en todo momento dónde se encuentra su mercancía, a qué hora llegará y está al tanto de los posibles incidentes que ocurra en el trayecto.
  • Usar bolsas de carga. En muchas ocasiones y sobre todo cuando hablamos del transporte internacional, los camiones vuelven a su base sin ninguna otra carga. Para darnos cuenta de este hecho, el 25% de camiones españoles que circulan por Europa vuelve a casa sin carga. De forma que es esencial utilizar ya la optimización de rutas tanto para tu negocio como para el medio ambiente. Esto determinará tu ahorro de combustible, la reducción de emisiones y el funcionamiento eficiente de tu empresa de transporte.

Leave a comment